domingo, abril 17, 2005

El robo de la Gioconda

La tarde del martes 22 de agosto de 1911 los periódicos vespertinos franceses publicaban en sus portadas las primeras e impactantes noticias sobre el robo de la Gioconda de las paredes del Museo del Louvre.
Las primeras pesquisas llevaron a la policía a vincular este robo con otro de tres estatuas ibéricas en el mismo museo, realizada en 1906-1907.
El 7 de septiembre detenían como sospechoso al escritor y poeta Guillaume Apollinaire. El día siguiente, ligado con este episodio, sería arrestado en la misma ciudad y sometido a interrogatorio un joven pintor español: Pablo Ruiz Picasso.
Ninguno de los dos estaba implicado en el robo de la Gioconda, pero sí con el de las estatuillas. De hecho fue el aventurero belga Honoré-Joseph Géry Pieret, secretario de Apollinaire, el autor del robo de las estatuillas.

¿Cuál fue la historia del robo?
El domingo 20 de agosto de 1911, Vicenzo Peruggia un carpintero italiano que había trabajado en la pinacoteca, se ocultó en un pequeño almacén del museo para, a las 8 de la mañana del lunes 21, robar el cuadro, aprovechando el cierre al público para trabajos de mantenimiento, ocultando el óleo sobre tabla bajo su guardapolvo.
El inductor del robo fue un estafador argentino, Eduardo de Valfierno. Antes de pasar a encargar el robo a Perugia, encargó a Yves Chaudron- un excepcional falsificador marsellés- seis copias perfectas del cuadro, usando pigmentos, procedimientos y tablas de roble como soporte que pudieran pasar el examen más atento. Tras catorce meses de trabajo, las réplicas quedaron listas.
Una vez conocido el robo, seis ávidos compradores (cinco norteamericanos y uno brasileño) pagarían por las seis réplicas creyéndolas la verdadera obra. Entre 30 y 60 millones de dólares fue el fruto de esta maniobra.
Pero ¿qué sucedió con el cuadro original? Estuvo siempre en posesión de Perugia. Pero al no recibir ninguna comunicación de Valfierno , en 1913 se la ofreció a un anticuario de Florencia, Alfredo Geri. Tras citarle junto al director de la Galleria degli Uffizi para verificar la autenticidad en la habitación de un hotel florentino, Perugia es detenido. Durante diciembre la pintura será excepcionalmente expuesta en los Uffizi para ser devuelta a Francia el 31 de diciembre. Desde que volvió a ser colgada del Salon Carré del Louvre el 4 de enero de 1914, la historia del cuadro será más apacible.

Webs para saber más del robo:
http://servicios.diariosur.es/pg050408/prensa/noticias/Portada/200504/08/SUR-POR-329.html http://www.causapopular.com.ar/article208.html (Fíjense en la foto)

Félix, gracias por sugerirme un post tan interesante.

Nota para cinéfilos: ¿En qué película se produce un robo parecido al comentado? ¿Es la misma que la del boomerang?

4 comentarios:

felix dijo...

Sobre este robo hay tres libros publicados:
"El dia que robaron la Mona Lisa" de Seymour Reit...una recostruccion mas o menos fiel de los acontencimientos que has contado...
Hay un par de novelas de autores argentinos, que ademas se acusan de plagio..
"El robo de la Gioconda" de Diego Ramiro Guellar y "El enigma Valfierno" de Martin Capararros. Por esta novela gano el premio planeta hace unos años...

La verdad es que el robo da para un guion....aunque esto ya lo planteo William Goldman en "Mas aventuras de un guionista en Hollywood"

Me alegro que te haya gustado

Felix

FELIX dijo...

Con respecto a la pelicula, creo que se trata de "Como robar un millon y ..." de Audrey Hepburn y Peter O´Toole...se trata del robo de una escultura "La Venus de Cellini" que para mayor informacion es una falsificacion...

Saludos..

Felix

AF dijo...

Ayer estuve pensando en poner un listado con los 5/10 post que más me han gustado. Pues bien, la mayoría eran de los que he tenido que investigar. Por ponerte dos ejemplos: el de los cactus y el Age of Empires II (¿te acuerdas de los REDOLEROS?).

Cuando cumpla 6 meses de abrir el blog (!el mes que viene¡)haré una pequeña "evaluación" y "examen de conciencia".
Un saludo

CelebritiesInformation dijo...

por dios si yo tuviera esa cuadro lo romperia y lo meteria en un lago astak se despintara y asi la gioconda ya no existiria