miércoles, junio 29, 2005

Acidia, el octavo Pecado Capital

Leo en el Magazine que la Acidia fue el octavo pecado capital hasta el siglo VI.
Reconozco que no es un tema "candente"(1), pero a mí me parece muy interesante.

¿Que es un Pecado Capital?
Como es habitual, veamos qué dice la Wikipedia al respecto:
"Son los vicios más comunes, o más importantes, del comportamiento humano, según el Catolicismo.
La clasificación actual es la que realizó Santo Tomás de Aquino(1225-1274), aunque no hizo más que concretar la ya realizada por Gregorio I, el Magno hacia el año 600 [...]Se puede considerar esta clasificación como un primer esbozo de una rudimentaria psiquiatría"
Otra definición más interesante debida a Tomás de Aquino:
Un vicio capital es aquel que tiene un fin excesivamente deseable de manera tal que en su deseo, un hombre comete muchos pecados todos los cuales se dice son originados en aquel vicio como su fuente principal.
Como sabrán, los pecados capitales son siete. Esta es la lista:
      Soberbia: amor propio indebido, que busca la atención y el honor.

      Avaricia: Inclinación o deseo desordenado de placeres y/o posesiones.

      Lujuria: El deseo desordenado por el placer sexual.

      Ira: Apetito o deseo de venganza.

      Gula: Deseo desordenado por el placer conectado con la comida o la bebida.

      Envidia: Emoción experimentada por aquel que desea intensamente algo poseído por otro.

      Pereza: repugnancia voluntaria y culpable al trabajo, y, como consecuencia, tendencia a la ociosidad, o al menos a la negligencia, a la pusilanimidad
Aclaración. Los deseos y actos son desordenados cuando no se conforman al propósito divino. Por ejemplo, en el caso de la lujuria dicho propósito sería propiciar el amor mutuo de los esposos y favorecer la procreación.

¿Qué es la acidia?
Empecemos diciendo que, según RAE, es preferible utilizar acedia.
acedia o acedía.
(Del lat. acidĭa, y este del gr. ἀκηδία, negligencia).
1. f. Pereza, flojedad.
2. f. Tristeza, angustia.
Esta definición actual no nos aclara demasiado el uso que tenía en la Edad Media.
Acudamos a las fuentes originales. Por suerte creo haber encontrado un enlace excelente:
Santo Tomás de Aquino la define con precisión como tristitia de bono spirituali, tristeza del bien espiritual; indicando que su efecto propio es el quitar el gusto de la acción sobrenatural. Es una desazón de las cosas espirituales que prueban a veces los fieles e incluso las personas adentradas en los caminos de la perfección; es una flaccidez que los empuja a abandonar toda actividad de la vida espiritual, a causa de la dificultad de esta vida.
La acidia es una pereza espiritual.

¿A quien afectaba? Según Casiano, que sabía de lo que hablaba por experiencia propia:
Afecta a los anacoretas y a los monjes que vagan en el desierto
Pues, sinceramente, no muchos.

Por último quisiera confirmar que fue en el siglo VI cuando la acedia deja de ser un pecado capital. He encontrado esto:
Los pecados capitales son enumerados por Santo Tomás (I-II:84:4) como siete: vanagloria (orgullo), avaricia, glotonería, lujuria, pereza, envidia, ira.
San Buenaventura (Brevil., III,ix) enumera los mismos.
El número siete fue dado por San Gregorio el Grande (Lib. mor. in Job. XXXI, xvii), y se mantuvo por la mayoría de los teólogos de la Edad Media.
Escritores anteriores enumeraban 8 pecados capitales: San Cipriano (De mort., iv); Cassian (De instit. cænob., v, coll. 5, de octo principalibus vitiis); Columbanus ("Instr. de octo vitiis princip." in "Bibl. max. vet. patr.", XII, 23); Alcuin (De virtut. et vitiis, xxvii y sgtes.)
Veamos:

Teniendo en cuenta que San Gregorio fue el primero en atribuir 7 pecados, podemos afirmar que la acidia no fue pecado capital en el siglo VI, sino un siglo más tarde.

Un última curiosidad. Fue San Cipriano quien escribió la oración "Padre Nuestro".




1 - Bueno, sí lo es. Al ser un pecado capital, si no lo cumples vas al Infierno. Y todos sabemos el ambiente que allí se respira...

1 comentario:

jpd dijo...

Bueno me quedo más tranquilo sabiendo que solo pueden pecar los anacoretas y monjes que están en el desierto... tal como está hoy en día la iglesia, la lista de pecados capitales va ser más larga que la de los reyes godos.