miércoles, febrero 22, 2017

Dell UltraSharp U2715H

Una de las ventajas de tener un blog es poder acceder fácilmente a cierta información personal.
En el caso que me ocupa, puedo afirmar gracias al blog que mi monitor Samsung Syncmaster 226BW lo compré hace casi diez años (!!!)
Hace unos meses le surgió un problemilla que se fue agravando poco a poco hasta convertirse en un problema grave. Así que decidí cambiar de monitor...

La verdad es que casi me vuelvo loco viendo y comparando marcas, modelos, características...
Y para colmo, no existe consenso. Lo que para unos es un buen monitor para otros es mediocre.

Por todo lo anterior, y por si a alguien le pudiera ser de ayuda,  aquí les detallo mis pasos hasta llegar a este monitor.

  1. Presupuesto. Hay monitores desde los cien hasta los mil y pico euros. No estaba dispuesto a gastarme un pastizal, pero era consciente de que un buen monitor se agradece. Y por mucho tiempo. Vamos, que es una inversión.
  2. Aunque suelo jugar habitualmente, no es a shooters. Desestimé rápidamente comprarme un monitor "gamer".  La elección se hubiese complicado bastante...y encarecido mucho más.
  3. ¿Qué características buscaba en el monitor?
    • El tamaño lo tenía claro: 27 o 29 pulgadas.
    • Lo de la resolución parecía complicado de resolver...pero no lo es tanto cuando tienes claro tu presupuesto. Los 4K son caros y, en mi modesta opinión, poco "aprovechables" hoy en día. Además, requiere una tarjeta gráfica acorde a sus necesidades, que no son escasas.
  4. Marca. Lo más obvio hubiese sido decantarse por un LG, pero desde el primer momento los comentarios sobre la calidad de los Dell se hizo patente.
Al final, el modelo elegido es el Dell UltraSharp U2715H.
Se trata de un monitor de 27 pulgadas con resolución de 2560 x 1440 píxeles.




Una de las cosas que me llamó la atención es la peana:

No se necesita ninguna herramienta para realizar el anclaje
Tiene todo tipo de conexiones. Incluye 3 USB 3.0. Por cierto, he elegido la conexión DisplayPort sobre la HDMI.


Las primeras impresiones son excelentes. Creo que he hecho una buena compra.

lunes, febrero 20, 2017

Novelas Ciencia ficción


Desde hace poco más de un año - tal como ya he comentado - leo habitualmente ciencia ficción.

Por ello, se me ha ocurrido llevar una relación de todos los libros leídos.
Indicaré título, autor, año de publicación y si he publicado una reseña.
En naranja señalo la novela que estoy leyendo en la actualidad.

2017

  • El problemas de los tres cuerpos. Liu Cixin. 2006
  • La investigación. Stanisław Lem..1959
  • Aurora. Kim Stanley Robinson. 2015

2016

  • La guerra interminable. Joe Haldeman. 1974 [Reseña]
  • Saga de los Heechee . Frederik Pohl. [Reseña]
    • Pórtico. 1977
    • Tras el incierto horizonte. 1980
    • El encuentro. 1984
    • Los Anales de los Heechee. 1987
  • Justicia auxiliar. Ann Leckie. 2013
  • Ready Player One. Ernest Cline. 2011
  • Mercaderes del espacio. Frederik Pohl y Cyril M. Kornbluth .1953
  • La paja en el Ojo de Dios. Larry Niven y Jerry Pournelle. 1974
  • Saga Hyperion. Dan Simmons. [Reseña]
    • Hyperion. 1989
    • La caida de Hyperion.1990
    • Endymion.1995
    • El ascenso de Endymion.1997
  • La historia de tu vida. Ted Chiang. 1998.
  • Legión y El alma del Emperador. Brandon Sanderson. 2012
  • Al final el arcoiris. Vernor Vinge .2006
  • El sindicato de policía yiddish. Michael Chabon. 2007

sábado, enero 28, 2017

Lo de Oriente Próximo


En Oriente Próximo, si intervienes, acabas entrando en contradicciones porque los conflictos son multidimensionales.


Excelente entrevista a Marc Marginedas, reportero internacional.

miércoles, enero 25, 2017

La verdad sobre el modelo laboral

Hay quien entiende que el modelo laboral de catorce pagas y un mes de vacaciones se ha acabado y hay quien aún sueña que 'Los mundos de Yupi' volverán.

domingo, enero 08, 2017

iRacing

Los simuladores de conducción gozan de gran popularidad. Algunos de ellos llevan años en el mercado: Gran Turismo, Forza Motorsport, Project Cars, DiRT Rally, rFactor...
La variante más arcade también tiene sus adeptos: Need for Speed está presente incluso en smartphones.
Yo llegué a comprarme un volante para disfrutar de los primeros Colin McRae Rally, un juego que devino más y más arcade cuanto más éxito tenía en consolas...
En definitiva, es un tipo de juego que siempre me ha llamado la atención...a pesar de mi ineptitud.
Por ello ha sido una gran sorpresa descubrir la existencia de un juego como iRacing.

¿Qué es iRacing? Como dicen que una imagen vale como mil palabras, supongo que este video será como una enciclopedia.




Varias cosas me has llamado poderosamente la atención de esta plataforma.

La primera, y es la que marca la diferencia con respecto a todos los demás juegos de este estilo, es su estricta aplicación de sanciones. Salirse de pista nos resta puntos, pero no tantos como verse involucrado en un accidente. Todas los jugadores que he visto en Youtube comentan que el sistema es injusto, pero que disuade a aquellos que no se toman el juego en serio.

En segundo lugar, la separación de los jugadores según su nivel. Sus más de 60K jugadores pertenecen a uno de sus seis niveles, desde novato a Pro:
Competir con jugadores de tu nivel es un gran acicate para tu competitividad.

En tercer lugar, su modelo de negocio. iRacing no es un videojuego que compramos, instalamos y jugamos. iRacing exije suscripción. Eso sí, con grandes descuentos. Ahora mismo cuesta 110$/año, pero tenemos un descuento del 50%.


Esto nos da derecho a ciertos circuitos y coches. Si queremos algo más, hay que comprarlo aparte. Por ejemplo, tenemos disponibles unos 70 circuitos y 50 coches.

En otro orden de cosas, indicar que iRacing es compatible con realidad virtual: Oculus Rift y HTC Vive. Estoy seguro que gran parte del futuro de este tipo de juegos depende de esta tecnología. Valga este ejemplo:




Por cierto, el hardware que manejan estos jugadores es de primera. Volante, marchas, pedales, monitores...




¿Merece la pena iRacing? Si eres un jugador casual, está claro que no. Pero si te gusta competir en serio, creo que es LA opción.

Más información:

domingo, diciembre 25, 2016

Duodécimo aniversario blog

Doce años con este blog. Parece mentira.
Este año he dedicado mi tiempo libre a las series, a los libros de ciencia ficción y ,sobre todo,a los podcasts.
Sigo unos cuantos y aprovecho los viajes de ida y vuelta al trabajo - conmute, que dirían los americanos- para que no se acumulen en exceso.
Ahí van unos cuantos:

  • Radio Nacional da acceso a todas sus programas en su sección a la carta. Escucho varios, pero destaco La historia de cada día, presentado y dirigido por Carlos Guerrero Martínez. Es un programa en el que se habla con los autores de ensayos que se han publicado en fechas recientes. Varios libros que he comprado este año han sido sugeridos por este programa.
  • Emilcar FM es una cadena de podcast. Sigo varios de ellos pero destaco Perspectiva. David Isasi trata del mundo empresarial pero desde un punto de vista estratégico. Francamente interesante.
  • El método es, según su presentador Luis Quevedo "un podcast objetivamente personal". Lo he descubierto hace poco y se ha convertido en un imprescindible.
  • Termino con humor. Buenafuente y Berto Romero en estado puro-o sea, improvisación- en su programa Nadie sabe nada.
Un cordial saludo.

viernes, diciembre 23, 2016

¿Y qué haremos con los garajes?

Interesantísimo artículo sobre las implicaciones de la llegada inminente del coche autónomo a nuestras vidas: 50 Mind-Blowing Implications of Self-Driving Cars (and Trucks)What to expect from the next 3–20 years of autonomous vehicles.

Destaco un par de ellas en las que no había pensado:
There won’t be any parking lots or parking spaces on roads or in buildings. Garages will be repurposed — maybe as mini loading docks for people and deliveries. Aesthetics of homes and commercial buildings will change as parking lots and spaces go away

Restaurants and bars will sell more alcohol

miércoles, diciembre 07, 2016

Desprecio a la Cultura

Leyendo una entrevista a Jose Antonio Marina -sí, ya he hablado antes de él- me encuentro con algunas perlas que no me resisto a comentar y publicar .
Tratan, las tres, sobre un supuesto desprecio actual a la Cultura.

La primera es sobre la televisión, más conocida como "la caja tonta":
Critican o criticamos el consumo televisivo como una degeneración cultural. ¿Pero cómo era la vida de los españoles antes de la televisión?, ¿acaso nos dedicábamos a escuchar a Gustav Mahler y a leer a Thomas Mann?
En la segunda explica el origen de este desprecio/banalización de la cultura.
Por otra parte, muchos creadores del siglo XX se burlaron del canon cultural, todo era arte, desde un retrete de Duchamp a un billete firmado por Warhol. Y ahí seguimos. Algunos tomaron nota: ah, ¿todo vale? Ya lo dijo Baudrillard: nos hemos reído de todo, y después de la orgía, ¿qué?

Veamos:
  • El retrete : [WikipediaLa Fuente (1917) es una obra de arte atribuida a Marcel Duchamp. En ese año expuso un urinario en el museo de Nueva York, lo tituló La Fuente (Fountain) y lo firmó como «R. Mutt».


  • El billete firmado por Warhol: ojo, vendido por más de 30 millones el año pasado...

  • Y uno más de mi propia cosecha: la mierda enlatada de Piero Manzoni. Li-te-ral.
Para terminar, el profesor Marina nos desengaña sobre la supuesta superioridad que otorga la Cultura.
Y Steiner observó algo tremendo: el escándalo de la cultura es que no hace mejores necesariamente a las personas.
Los jerarcas nazis se deleitaban con los matices que un director imprimía a la Quinta Sinfonía de Beethoven y eran indiferentes a los gritos de los deportados que enviaban a los campos de exterminio.

George Steiner [wikipedia], filósofo y ensayista, en una entrevista al periódico La Nación afirma que:

La educación, la cultura filosófica, literaria, musical, no lograron impedir el horror. Buchenwald está a algunos kilómetros del jardín de Goethe. Parece que en Munich, durante la Segunda Guerra Mundial, desde la entrada de la sala de concierto donde se ofrecía un soberbio ciclo de Debussy, se alcanzaban a oír los gritos de los deportados que eran embarcados en los trenes que los conducirían a Dachau, situado muy cerca. No se vio a un solo artista que se pusiera de pie y dijera: "No voy a tocar, porque sería un ultraje para mí mismo, para Debussy y para la música". Y ni por un instante decayó el nivel de la interpretación. ¡La música no dijo que no!


Les animo a leer la entrevista.